Las VOCES se lo ordenaron

Publicado el 31 de Diciembre, 2005, 8:38. en crónica negra.
| Referencias (0)

En relación a la quema de la casa por las voces que escuchaba…

LA AUDIENCIA APLICA LA ATENUANTE "MUY CUALIFICADA DE ENFERMEDAD MENTAL"

Treinta meses de psiquiátrico por prender fuego a su casa

Sus padres y una sobrina pequeña estaban dentro de la vivienda. El procesado tiene una "fuerte adicción al consumo de drogas".

                     M. ROSA (01/12/2005)

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha condenado a A.R.G. a ser internado durante dos años y medio en un centro psiquiátrico por incendiar la casa de sus padres con su familia dentro al considerarlo responsable de un delito de incendio con la atenuante "muy cualificada de enfermedad mental".

La sala considera probado que el imputado, que padece trastorno psicótico inducido por consumo de drogas, pero "que no anula sus facultades de entender y de querer", estaba en el domicilio de su padres, en Puente Genil,, encontrándose en la vivienda familiar sobre las 8,30 de la mañana del 2 de abril del año pasado, apiló ropa junto a la puerta de su dormitorio y, tras cerrarla con el cerrojo, le prendió fuego. El acusado saltó al exterior de la casa por una ventana sin avisar al resto de moradores, que tuvieron que salir huyendo ante el peligro del fuego.

Los magistrados estiman que durante el juicio no se apreció "causa racional alguna", sino que el hecho fue fruto de "una crisis delirante y posiblemente alucinatoria. Los informes que fueron aportados en esta causa revelan "la realidad de la enfermedad que padece el procesado, que es fruto de su fuerte adicción al consumo de drogas".

Además, la sentencia señala que "existió peligro de propagación" del fuego por toda la casa, "con el consiguiente peligro para la integridad física de los padres y de la sobrina pequeña del procesado".

El imputado reconoció durante la vista oral que le prendió fuego a su casa porque "oía voces que me decían que mi padre me quería matar con una escopeta". Escuchó una voz que le dijo "vete rápido que te van a pegar un tiro" y dijo que el fuego "se propagó sólo en mi habitación y no afectó a nadie, gracias a Dios".

El informe psiquiátrico determinó que presenta sintomatología delirante alucinatoria, afirmando el forense que "piensa que todo el mundo está en su contra y que para él es como si las cosas estuvieran ocurriendo aunque sus vivencias no son reales". Los especialistas opinaron que ese día tenía la inteligencia y voluntad afectadas, señalando que "si abandona la droga y sigue un tratamiento no tiene por qué volver a aparecer el brote psicótico".

La defensa solicitó la libre absolución, mientras el fiscal mantuvo la petición de seis años de prisión, argumentando que sus facultades estaban alteradas y no anuladas y que la enfermedad puede ser tratada en la cárcel.


Creyó que ESTABA POSEIDO

Publicado el 18 de Agosto, 2005, 7:45. en crónica negra.
| Referencias (0)

Creyó que estaba poseído por el demonio
Fanático religioso quema a su padre en la IX Región

"Lo maté porque él tenía pacto con el Diablo y yo soy una persona muy creyente", declaró Soto ante la fiscal que asumió la investigación del caso(Terra.cl/EFE)

TEMUCO, agosto 17, 2005.- Un campesino con problemas siquiátricos y miembro de una secta evangélica mató a su padre y quemó su cuerpo tras convencerse de que su progenitor estaba poseído por el diablo, en un pueblo del sur de Chile.

El hecho ocurrió en las afueras de la localidad de Carahue, en la región de La Araucanía y fue protagonizado por Artemio Soto Muñoz, de 27 años, confeso de haber matado a su padre, Germán Soto Oyarce, de 71 años.

"Lo maté porque él tenía pacto con el Diablo y yo soy una persona muy creyente", declaró Soto ante la fiscal que asumió la investigación del caso.

El parricida, quien desde hace varios años es tratado de forma ambulatoria por una esquizofrenia y es asiduo de una iglesia evangélica del sector, se mostró convencido de que con el asesinato había salvado el alma de su padre.

El pasado domingo, tras discutir con su él debido a la supuesta posesión demoníaca, Soto tomó un cuchillo y le propinó varias estocadas, tras lo cual llevó el cuerpo a unos 200 metros de la casa, le roció queroseno y le prendió fuego.

Convencido de que para completar el horrendo exorcismo también debía arder todo lo que perteneciera al poseído, Soto lanzó a la hoguera la cama, ropa y enseres de su padre, dos perros y un cerdo.

La investigación judicial pretende ahora a determinar si la víctima estaba aún con vida al ser incinerada o había muerto por las cuchilladas, además de establecer el grado de responsabilidad del autor debido a sus antecedentes siquiátricos.

La familia, sin embargo, responsabilizó a los médicos que lo atendían, pues nunca quisieron internarlo y sólo le suministraban medicamentos, la última vez el sábado pasado, en vísperas del crimen.


nuevas informaciones sobre PROFESOR ATACADO

Publicado el 11 de Agosto, 2005, 9:31. en crónica negra.
| Referencias (0)

LaTercera / Nacional

El menor I.E.H.C. (14) fue llevado hace casi un mes a un especialista, tras confesar que había matado a su gato por un presunto rito satánico

en TRATAMIENTO PSIQUIATRICO

El adolescente -al que le gustaba vestirse de negro- había llegado sólo este año al Liceo Particular España de Temuco, para cursar 2° año medio. Sus compañeros lo consideraban como "extraño". Hace poco, le dijo a un estudiante que haría "algo grande". Víctima permanece hospitalizada y con riesgo vital

Fredy Palomera

Fecha edición: 11-08-2005

Hace poco más de un mes, el estudiante I.E.H.C. (14) llegó hasta el Liceo España de Temuco exhibiendo varios cortes en las muñecas. El menor, que cursaba 2° año medio B en el establecimiento, fue llevado hasta la inspectoría para relatar lo ocurrido: allí dijo que el responsable de las heridas era su gato.

Víctor Sanhueza, el director del colegio, quedó preocupado y llamó a los padres del joven, quienes le contaron que su hijo había matado al gato de la casa en un extraño rito. "Dijeron que habían notado unas cosas extrañas y que lo iban a poner a disposición de un especialista, que sería un siquiatra", cuenta Sanhueza.

La tarde del martes pasado I.E.H.C. repitió su actuar, pero con una nueva víctima: su profesor de inglés, Carlos Reyes (45), a quien sin mediar provocación acuchilló en el cuello, recién comenzada la clase. El hecho consternó a la comunidad de Temuco y puso una señal de alarma debido a una presunta motivación satánica tras el ataque, y a la similitud con el crimen del sacerdote Faustino Gazziero, quien fue ultimado en la Catedral Metropolitana en julio de 2004 por el joven Rodrigo Orias, quien sufría de trastornos mentales y adujo un plan de origen demoníaco.

Luego de matar a su gato, I.E.H.C. habría sido puesto de inmediato bajo tratamiento siquiátrico: esta versión fue corroborado ayer por un familiar del menor, a la salida de la propiedad donde reside junto a sus padres y sus abuelos, en la vecina comuna de Padre Las Casas.

El menor, hijo único de una enfermera del Hospital Regional de Temuco y un funcionario del Servicio Médico Legal de la Novena Región, es descrito por vecinos como "tranquilo".

Aseguran que su familia es "un grupo tranquilo, ejemplar", que asiste regularmente a una parroquia ubicada a sólo 50 metros. No obstante, dicen que desde hace un tiempo el estudiante dejó de ir al templo católico, aunque hace algunos años había hecho su Primera Comunión en el lugar.

Otra vecina cuenta que aunque el joven parecía muy normal, los fines de semana se vestía "sagradamente todo de negro y se juntaba con dos niños más que se vestían igual que él".

                     

Dos compañeros de colegio explican que era "una persona extraña, que prácticamente no conversaba con nadie en el curso y que se sentaba en la zona media de la sala". Su promedio de notas era cercano al 5.

Agregan que en un par de ocasiones, el menor llegó al colegio con los ojos delineados de color negro, por lo que era calificado como dark o "gótico".

Los jóvenes señalan que hacía poco tiempo I.E.H.C. le había comentado a un compañero que haría "algo grande". Además, aseguran que tras el ataque sólo murmuró "me mandó Satán".

Los alumnos cuentan que el ataque al profesor ocurrió pasadas las 16 horas, unos 10 ó 15 minutos luego de iniciarse la clase, mientras el docente "anotaba unas cosas".

"El se paró y le cortó el cuello. El 'profe' salió corriendo. Quedamos como en un rincón, y él volvió a su puesto y guardó el cuchillo en su mochila, se sentó y se puso el jockey. Después llegaron otros profes y se lo llevaron", relatan.

Ayer, una mujer pariente del menor dijo a La Tercera que "estamos muy mal" y que "ojalá Dios tenga misericordia de él", declinando entregar más detalles. Los padres del niño permanecieron gran parte de la jornada al interior de su vivienda, que construyeron a los pies del sitio de propiedad de los abuelos maternos del menor.

Ayer en la mañana, dos funcionarios del Servicio Nacional de Menores del Centro Alborada de Temuco estuvieron cerca de una hora en la casa de la familia para preparar los antecedentes del informe social solicitado por el Juzgado de Menores.

Luego, a las 13 horas, asistieron tres efectivos de la SIP de Carabineros, quienes, además de interrogar a los progenitores, hicieron un levantamiento fotográfico del lugar y del dormitorio del estudiante.

El docente Carlos Reyes permanece con riesgo vital en la UTI del Hospital de Temuco, donde fue visitado por una veintena de estudiantes, el director del colegio y el intendente Ricardo Celis.

La jueza (S) del Primer Juzgado de Menores de Temuco, Patricia Villarreal, asumió la investigación del ataque al profesor y ayer, a las 17.00, envió al menor al Hospital de Temuco para que se le efectuaran exámenes siquiátricos. Como medida de protección, el escolar quedó internado en el pabellón de enfermedades mentales del recinto.

Antes, I.E.H.C. estuvo en el centro del Servicio Nacional de Menores (Sename) Alborada. Según trascendió, durante gran parte del día el estudiante estuvo bajo el efecto de sedantes, por lo que "no tenía claro realmente lo que había hecho".

Ayer, tanto los padres del menor como el hermano de su víctima concurrieron a la oficina de la magistrada. Sergio Reyes, hermano del docente, dijo que "como profesor (Carlos) era muy cercano y bueno con los alumnos. A lo mejor por eso fue elegido para el ritual que quería hacer el niño. Pero no lo condenamos. Creemos que está enfermo y hay que ponerse en el lugar de sus padres y el sufrimiento que deben estar pasando. Ojalá que se mejore, al igual que mi hermano".


Se lo ordenó el DEMONIO

Publicado el 10 de Agosto, 2005, 18:55. en crónica negra.
| Referencias (0)

La agresión ocurrió en una sala de clases del Liceo España de Temuco, mientras se desarrollaba una clase de inglés, momento en el cual el alumno de primero medio identificado con las iniciales G.H.C se levantó de su asiento y acuchilló en el cuello al profesor.(Terra.cl/Agencias)

TEMUCO, agosto 10 .- Con el argumento de que había recibido órdenes del demonio para actuar, el alumno de 14 años identificado como I.E.I.C., justificó el violento ataque que perpetró en contra del profesor Carlos Reyes Soto al atacarlo con un cuchillo cocinero que le causó una grave herida en el cuello.

El ataque se produjo a las 16 horas de ayer y el menor habría gritado consignas satánicas tras la agresión.

El docente fue trasladado de inmediato al Hospital Regional de Temuco en estado grave.

Carabineros encontró en la mochila del estudiante tres cuchillos cocineros de unos 15 centímetros, porque su intención era matarlo. Los efectivos también encontraron una copa, "porque quería beber la sangre de su víctima una vez muerto".

El menor, de segundo año medio, fue detenido y trasladado hasta la segunda comisaría de la ciudad, donde fue interrogado por la fiscal Avelina Barriga, quien sostuvo que no es imputable debido a que no es mayor de 16 años.

Fuentes del colegio indicaron que se trataba de un estudiante que no generaba problemas de relevancia salvo los propios de su edad, por lo que bajo ningún término podía ser considerado como un elemento conflictivo en el plantel estudiantil.

Según publica hoy El Diario Austral, trascendió que en el interrogatorio, el menor había confesado que recibió una orden del demonio para atacar al profesor y que antes había matado al gato de su casa para beber su sangre, porque quería iniciar una secta satánica y para ello debía asesinar a la persona que peor le cayera del liceo.

Todos estos medios de prueba quedaron a disposición de la Fiscalía Local de Temuco. Es probable que el estudiante sea ingresado al Centro de Tránsito y Distribución "Alborada", y que sea sometido a una serie de peritajes sicológicos y siquiátricos para determinar el origen de este escalofriante episodio policial.

INTERNADO
En tanto, el profesor de 45 años permanece internado en estado grave en el Hospital regional de la ciudad.

Gonzalo Luco, profesor del Colegio España, ubicado en pleno centro de Temuco y donde se produjo el incidente, dijo que el ataque se registró en plena clase y sin que existiera provocación alguna como llamado de atención o recriminación por algún hecho puntual de la jornada.

La herida dejó al docente con una gran hemorragia y problemas respiratorios, por lo que fue llevado de urgencia al hospital regional, donde fue operado para salvarle la vida.

El profesor llegó hasta el centro asistencial en un vehículo particular, acompañado por dos colegas del establecimiento en el que laboraba.


Acuchilla a una joven al creerse un "ELEGIDO"

Publicado el 18 de Julio, 2005, 10:17. en crónica negra.
| Referencias (0)

Un hombre acusado de dar varias cuchilladas a una joven de 21 años en la espalda y en el estómago alegó en el juicio, que quedó visto para sentencia, que creía que era 'un elegido' o 'un rey' y que 'unos espíritus' le amenazaban, le acosaban y le atormentaban para que acabara con la vida de una persona.
El acusado, residente en Almonte (Huelva), reconoció ayer que se dirigió el 10 de mayo de 2004 hasta la localidad sevillana de Pilas "con la idea de matar a una persona" ya que existían en su cabeza desde hacía varios meses unos espíritus que le hablaban y "me decían que tenía que hacerlo".
Así, recordó que robó un cuchillo en un supermercado y que se sentó durante un par de horas en la plaza Belén de Pilas, ya que estaba cerca de la Comisaría de Policía Local y pensaba entregarse tras cometer los hechos. Allí, espero a una persona solitaria y adulta, arremetiendo finalmente contra una joven de 21 años, a la que dejó parapléjica tras acuchillarla varias veces en la espalda y el estómago, insistiendo en que quería matarla.
El Ministerio Público, que dice que el procesado sufre una esquizofrenia paranoide que limitaba aquel día sus facultades cognitivas y volitivas, le preguntó por qué dejó de apuñalarla, contestando el acusado que "creía que ya era suficiente", reconociendo al tiempo que aquéllo era "una barbaridad".